lunes, enero 08, 2007

Tras el boom afinan números del negocio, titula Diario La Nación

Nota en el Suplemento Campo de La Nación sobre la coyuntura del sector arandanero argentino finalizando la cosecha 2006.

Una reducción de hasta un 30% en el precio por una mayor oferta a la esperada, cuellos de botella en la cadena logística, escasez de cámaras de frío y falta de plantas de empaque son algunos de los problemas que enfrentó la producción de arándanos del país en la campaña 2006/2007.
"Todos sabíamos que se iba a llegar a esta situación en algún momento", dijo a LA NACION José Gobbee, que armó un fideicomiso de 14 inversores y maneja 20 hectáreas de arándanos en Concordia, provincia de Entre Ríos. "De todas formas, el negocio es rentable para las producciones que llegaron a los rendimientos máximos y que producen 10 mil kilos por hectárea." Según Gobbee, el gran aumento en la producción y la falta de una estrategia comercial por parte de los pequeños productores a la hora de salir a vender su cosecha fueron las principales causas de la caída en el precio del arándano. "Para 2006 se esperaba una cosecha de 4 mil toneladas, contra las 2000 de 2005, pero la oferta sobrepasó todos los pronósticos y se calcula que, a fines de enero, la producción llegará a las 6 mil toneladas", dijo. "Además, Chile, uno de los principales exportadores mundiales de arándanos, aumentó su producción de 16 mil toneladas en 2005 a 22 mil en 2006", añadió.
Mary Trigo es productora de Mercedes, provincia de Buenos Aires. "Estamos muy preocupados porque cuesta mucho seguir adelante con el nivel actual de precios". Trigo y otros 22 productores formaron la Cooperativa de Productores de Berries Limitada, Coprobe, con el objetivo de negociar mejores precios con las empresas comercializadoras. Entre todos suman 60 hectáreas de arándanos y estiman que llegarán a las 100 hectáreas en 2007. "Para estar tranquilo, el productor debería tener un piso de 4 dólares por kilo de arándanos, pero algunos productores recibieron 3,5 dólares, mientras que el año pasado se pagaron entre 6 y 7 dólares", dijo Trigo. Volumen Entre enero y octubre de 2006, la Argentina exportó 2039 toneladas de arándanos por un valor de 23.440.000 dólares. Casi el 70% de las ventas externas se destinan a los Estados Unidos, con 1382 toneladas y 15.661.000 dólares, y el resto de la producción se envía a Gran Bretaña y Holanda, entre otros mercados.
"El boom en la producción hizo que la cadena logística no diera abasto y que faltaran plantas de empaque y medios de transporte", dijo a LA NACION el ingeniero agrónomo Luciano Friszman, de Gourmet Trading. "Si no se invierte en cámaras y en empaque, va a haber problemas el año que viene", coincidió Gobbee, que explicó que "ahora el precio estará más cerca de los 4.5 a 6 dólares por kilo, que es lo que se paga en Chile".
Entre los puntos favorables, José Luis Morea, de la firma comercializadora North Bay, destacó que lograron la autorización del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, (USDA según sus siglas en inglés), para realizar el primer envío de arándanos por vía marítima, en un contenedor con sistema de frío. "Este medio permite hacer el tratamiento durante el viaje por contenedor marítimo, bajar los costos de flete frente a los aéreos y continuar con los envíos de arándanos a los Estados Unidos cuando falta espacio en las bodegas de los aviones para embarcar toda la fruta", dijo Morea.
Ver Nota completa

Fuente Diario La Nacion

1 comentario:

  1. Anónimo8:38 p.m.

    Coincido con lo que dice Gobbée pero creo que gran parte de la culpa fue de las comercializadoras. Aquí en Uruguay en donde tengo producción las grandes comercializadoras fueron un desastre y ninguna está haciendo inversiones en logística y empaque.

    Juan Jaureguiberry
    Uruberries

    ResponderEliminar

Participe y escriba aquí su comentario. Gracias