lunes, agosto 19, 2013

Por altos costos la industria de la frutilla y el arándano pierden competitividad en Tucumán




Costos internos por las nubes, fuerte presión fiscal, pérdida de competitividad, reducción del área implantada, exportación imposibilitada, poca agua en verano y fuertes heladas en invierno, es la ecuación que los frutilleros tucumanos no logran resolver por estas horas. El cuadro los obliga a ser "muy finos" a la hora de proyectar sus negocios. LA GACETA Rural entrevistó al productor Domingo Argente, quien reconoció que la actividad frutillera provincial atraviesa por un momento de crisis. 

¿Las heladas hicieron daño?


- Impactaron con mucha fuerza, ya que dañaron severamente la frutilla "primicia" de agosto. Tendremos poca fruta; la planta volverá a dar frutillas, pero en ese momento los precios ya no serán competitivos. Hoy los precios son razonables, pero no tenemos frutillas. Estimo que perdimos entre 220 y 250 gramos (gr) de fruta por planta, por el clima, cuando una planta, en situación normal, produce entre 700 y 750 gr. Entonces, el daño alcanza casi al 30%. Este año 2013 nos pegó muy fuerte: calor intenso, frío intenso; es que las temperaturas cambiaron mucho y clima se volvió impredecible. 

¿Cómo proyecta que se presentará el mercado?


- Repito: hoy los precios son razonables, pero no tenemos frutilla "primicia" porque la destruyeron las heladas. En septiembre saldremos con fruta fresca todos los productores, pero eso puede saturar el mercado. Habrá que tener cuidado. Y en cuanto a la exportación, hoy no somos competitivos. 

Perdieron competitividad.


- Nuestros costos internos son muy altos. Tendríamos que vender el kilo de frutilla a entre U$S 2,30 y U$S 2,40, pero hoy en el mercado externo se paga entre U$S 1,50 y U$S 1,70. Nuestra mano de obra es la más cara de América, y las cargas sociales las más altas del mundo. Y si le sumamos la terrible presión impositiva y fiscal, así no tenemos salida. 

¿Podrán recuperarse?


- En el campo se congeló toda la frutilla "primicia". Para la próxima fruta primicia debemos esperar otra temporada. La "primicia" perdida ya no se recupera. 

¿Se plantó una menor superficie respecto del año pasado?

- Sí, viene en disminución y así seguirá. En años anteriores, se hicieron hasta 800 hectáreas (ha). En este campaña, fueron 350 ha, y para el año que viene estimo que serán unas 150 ha. Es difícil mantenerse en el mercado por los costos. 

¿La exportación no los ayuda?


- Hace dos años que no podemos exportar: exportamos en 2003, 2004, 2006, 2007, 2009, que fue un muy buen período, pero ahora no exportamos nada. 

Hicimos todo para estar en condiciones de exportar: construimos galpones para asegurar la trazabilidad, hicimos muchas inversiones y hasta se desarrolló una industria local, pero no absorbe todo lo que producimos. 

El panorama es muy complejo.


- Perdimos competitividad y perdimos mercados. Todos debemos entender que el trabajo en el campo es muy importante. En el caso de nuestra frutilla, se trata de un trabajo manual muy intenso. Por eso, el costo de la mano de obra es tan alto. Todo esto conforma un panorama muy complicado. 

El campo, en general, está mal.


- Estas últimas heladas nos pegaron muy fuerte, como también le sucedió al tomate, a las hortalizas, a los frutales, a la caña de azúcar, a los limones, a los arándanos. 

Fuente La Gaceta
 

1 comentario:

  1. Anónimo11:44 p.m.

    Todas las economias regionales del pais estan quebradas tomes la actividad productiva que tomes!! Incluso mucho de lo que ya quedo en el camino es irrecuperable!! Se perdió y ya no se recupera mas!!
    Asi quedaron todos con la decada ganada!!

    ResponderEliminar

Participe y escriba aquí su comentario. Gracias